10 sorprendentes beneficios de consumir miel

10 sorprendentes beneficios de consumir miel

Desde la antigüedad, la miel se ha usado como alimento y como medicina.

Tiene un alto componente de beneficios vegetales y ofrece varias ventajas saludables. La miel es especialmente sana si se utiliza en lugar del azúcar, que está compuesta de un 100% de calorías vacías.

Aquí está el top 10 de beneficios de la miel.

 

1. La miel contiene varios nutrientes

La miel es un líquido dulce y espeso hecho por las abejas.

Las abejas recolectan azúcar, principalmente del néctar de las flores, del entorno.

Una vez se encuentran dentro de la colmena, las abejas consumen, digieren y regurgitan el néctar constantemente.

El producto final es la miel, un líquido que sirve como reserva para las abejas. El olor, el color y el sabor dependen del tipo de flores que hayan polinizado.

Nutricionalmente hablando, una cucharada de miel (21 gramos) contiene 64 calorías y 17 gramos de azúcar, además de fructosa, glucosa, maltosa y sacarosa.

No contiene nada de fibra, grasa ni proteínas.

También contiene algo,  menos de un 1% de la ingesta diaria recomendada, de vitaminas y minerales, por lo que tendrías que comer muchos kilos para cubrir esta cantidad.

La miel destaca por su contenido de componentes bioactivos de plantas y antioxidantes. Las versiones más oscuras tienden a tener más componentes que las versiones más claras.

Resumen: La miel es un líquido dulce y espeso que hacen las abejas. Contiene pocas vitaminas y minerales pero es rica en componentes vegetales.

 

2. La miel de calidad es rica en antioxidantes

La miel de calidad contiene muchos antioxidantes importantes. Entre ellos se incluyen los ácidos orgánicos y componentes fenólicos como los flavonoides.

Los científicos creen que la combinación de estos componentes dota a la miel con un poder antioxidante.

Curiosamente, hay dos estudios que muestran que la miel de trigo sarraceno aumenta el valor antioxidante de tu sangre.

Se dice que los antioxidantes pueden disminuir el riesgo de ataques al corazón, derrames cerebrales y varios tipos de cáncer. Es posible que también mejoren la salud ocular.

Resumen: La miel contiene antioxidantes como los flavonoides, que son componentes fenólicos.

 

3. La miel es “mejor” que el azúcar para los diabéticos

Los hechos sobre la miel y la diabetes son contradictorios.

Por un lado, la miel puede disminuir el riesgo de enfermedades del corazón en gente con diabetes tipo 2.

Por ejemplo, puede reducir el colesterol “malo” (LDL), los triglicéridos y la inflamación a la vez que aumenta el colesterol “bueno” (HDL).

Sin embargo, hay estudios que demuestran que también puede aumentar el nivel de azúcar en sangre, solo que no tanto como el azúcar blanco.

Aunque la miel puede ser ligeramente mejor que el azúcar para la gente con diabetes, se debería consumir con precaución.

De hecho, la gente con diabetes debería evitar las comidas con un alto índice calórico.

Ten en cuenta también que ciertos tipos de miel han podido ser adulteradas con sirope. Aunque la adulteración de la miel es ilegal en la mayoría de países, esto sigue siendo un problema a gran escala.

Resumen: Algunos estudios muestran que la miel disminuye el riesgo de enfermedades del corazón en gente con diabetes. Sin embargo, también aumenta los niveles de azúcar en sangre, así que no puede considerarse como sana para gente con diabetes.

 

4. Sus antioxidantes pueden disminuir la presión sanguínea

La presión sanguínea es un factor de riesgo importante para las enfermedades del corazón, y es posible que la miel pueda acabar con ello.

Esto se debe a que la miel contiene antioxidantes que se han relacionado con la disminución de la presión sanguínea.

Los estudios realizados en ratas y en humanos han mostrado reducciones leves en la presión sanguínea debido al consumo de miel.

Resumen: Consumir miel puede ocasionar reducciones leves de la presión sanguínea, que es un factor de riesgo importante para las enfermedades del corazón.

 

5. La miel también mejora el colesterol

Los altos niveles de colesterol LDL son un gran factor de riesgo para las enfermedades del corazón.

Este tipo de colesterol juega un papel clave en la ateroesclerosis, la acumulación de grasa en las arterias que puede ocasionar derrames y ataques al corazón.

Curiosamente, hay estudios que muestran que la miel puede mejorar los niveles de colesterol.

Reduce el colesterol “malo” a la vez que aumenta el nivel de colesterol “bueno”.

Por ejemplo, un estudio realizado en 55 pacientes comparó la miel con el azúcar y descubrió que la miel redujo el LDL en un 5,8% y aumentó el HDL en un 3,3. Además, produjo una pérdida de peso de 1,3%.

Resumen: Parece que la miel tiene un efecto positivo en los niveles de colesterol. Esta puede reducir levemente el nivel de colesterol “malo” (LDL) y aumentar el colesterol “bueno” (HDL).

 

6. La miel puede disminuir el nivel de triglicéridos

Un número elevado de triglicéridos en sangre es otro factor de riesgo para las enfermedades de corazón.

También se asocian son la resistencia a la insulina, que es un condicionante de la diabetes tipo 2.

Los niveles de triglicéridos tienden a subir con una dieta alta en azúcar y grasas refinadas.

Curiosamente, hay múltiples estudios que han relacionado la consumición frecuente de miel con unos niveles más bajos de triglicéridos, especialmente si se usa en lugar del azúcar.

Por ejemplo, un estudio que comparaba la miel y el azúcar mostró una cantidad un 11-19% menor de triglicéridos en las personas que consumían miel.

Resumen: Un nivel elevado de triglicéridos es un factor de riesgo para las enfermedades del corazón y para la diabetes tipo 2. Varios estudios han demostrado que la miel puede reducir el número de triglicéridos, especialmente cuando se usa como substituto del azúcar.

 

7. Los antioxidantes de la miel aportan otros beneficios en cuanto a la salud cardiovascular

Una vez más, la miel es una fuente rica en fenoles y en otros compuestos antioxidantes. Muchos de estos se relacionan con un menor riesgo de padecer enfermedades cardiacas.

Es posible que estos antioxidantes ayuden a las arterias a expandirse, aumentando así el flujo sanguíneo al corazón. Además, es probable que eviten la formación de coágulos, lo que podría derivar en derrames y en ataques al corazón.

Un estudio realizado en ratas demostró que la miel protege al corazón del estrés oxidativo.

Dicho esto, aún no hay un estudio humano sobre la miel y la salud cardiovascular. Así que no lo creas del todo.

Resumen: Se estima que los antioxidantes de la miel pueden tener beneficios para la salud cardiovascular, incluyendo un mayor flujo sanguíneo y un menor riesgo de formación de coágulos.

 

8. La miel actúa como cura de quemaduras y heridas

El tratamiento con miel para curar quemaduras y heridas se ha estado usando desde el antiguo Egipto y todavía se sigue utilizando.

Un repaso de 26 estudios sobre la miel y las heridas demostró que la miel era más efectiva para curar quemaduras parciales y heridas infectadas tras una operación.

La miel es también un tratamiento efectivo para las úlceras de pies en personas diabéticas, las cuales pueden acabar en amputación si surgen complicaciones.

Un estudio demostró una tasa de éxito del 43,3% de la miel como tratamiento para las heridas. En otro estudio se halló que la miel tenía una tasa de éxito del 97% en el tratamiento de úlceras en pies.

Los investigadores creen que el poder curativo de la miel procede de sus efectos antibacterianos y antinflamatorios, así como de su habilidad para nutrir el tejido que rodea las heridas.

Además, también puede ayudar a tratar otros problemas dermatológicos, como por ejemplo la psoriasis o los herpes.

Resumen: Al aplicarse en la piel, la miel puede servir como un tratamiento efectivo para las quemaduras, las heridas y otros problemas dermatológicos. Es especialmente efectiva para las úlceras de pie en personas diabéticas.

 

9. La miel puede ayudar a acabar con la tos en los niños

La tos es un problema común para los niños con infecciones respiratorias.

Estas infecciones pueden afectar al sueño y a la calidad de vida de los niños y sus padres.

Sin embargo, los remedios comunes para la tos no suelen ser efectivos y pueden llegar a tener efectos secundarios. Curiosamente, la miel puede ser una gran alternativa y hay pruebas que indican su efectividad.

Un estudio demostró que la miel funciona mejor que los remedios comunes contra la tos.

Otro estudio reveló que la miel reduce los síntomas de la tos y mejora la calidad del sueño de una manera más eficaz que los medicamentos contra la tos.

Sin embargo, la miel nunca debería darse a niños menores de 1 año, ya que aumentaría el riesgo de botulismo.

Resumen: La miel puede actuar como un remedio natural y seguro contra la tos en niños mayores de un año. Hay estudios que muestran que es incluso más efectiva que los medicamentos contra la tos.

 

10. Es deliciosa, sí, pero tiene muchas calorías y azúcar

La miel es una alternativa deliciosa y más sana que el azúcar.

Asegúrate que eliges una miel de calidad, ya que hay algunas que pueden estar adulteradas con sirope.

Ten en cuenta que la miel debe consumirse con moderación, pues tiene muchas calorías y azúcar.

Los beneficios de la miel son más evidentes cuando esta reemplaza a otro edulcorante menos sano.

Al fin y al cabo, la miel es simplemente un edulcorante “menos malo” que el azúcar y el sirope de maíz.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest